top of page
separadordoradogiiif.gif

                                   MÉXICO-URUGUAY-SAN CRISTÓBAL

                                                     LA IGNOMINIA

A raíz de la propuesta presentada por México, Uruguay y San Cristóbal respecto a ser facilitadores de un diálogo imposible entre partes en Venezuela, he preparado esta reseña, en rechazo de tal propuesta. Ello, en defecto de que ninguno de los tres países y ninguno de sus tres dirigentes aportaron para la buena pro del desconocimiento a la legalidad  de una de las partes por usurpadora del poder político y por ser cómplices de aquella parte, durante Asambleas celebradas en el seno de la OEA, negando con sus malas voluntades un remedio a las angustias del pueblo venezolano.

El genocida, chantajista y usurpador del poder político que se cree presidente de La República Bolivariana de Venezuela, quien es dirigente a cargo de La Asociación de Malhechores que ha desmadrado la vida de cada ciudadano en el país, está a todas luces desesperado ante la disyuntiva que le ha sido presentada por la ONU, la UE y La OEA sobre la obligación que pretendía desconocer, de convocar a elecciones limpias, legales y sin trucos como él y sus secuaces han venido haciendo en cada proceso eleccionario tras las intenciones de engañar a incautos. Tras ser declarado Usurpador por la OEA y abocado al mismo resultado por parte de la UE y la ONU, está ofreciendo dialogar obviamente bajo la inaceptable prerrogativa del derecho que no posee definitivamente. Y, para colmo, para mayor ignominia y burla, se vale de la oferta de los gobiernos de países menos indicados, menos propios y con menos derechos y prerrogativas a intervenir como intermediarios en conversaciones propuestas. México, su gobierno, carece de la moral suficiente para solicitar ser la sede para tal encuentro. Desde antes de ser presidente el Señor Andrés Manuel López Obrador, sus Cancilleres y él han optado por ser amigos del usurpador, apoyar al usurpador, reconocer al usurpador a sabiendas de que sin dudas el genocida es un usurpador doblemente descalificado. Si es política pública del gobierno de México la no intervención en los asuntos internos de otras Naciones, porque así está consignado en La Constitución mexicana, es entonces una inmoralidad, que tras negar un voto a favor para el desconocimiento por causa de usurpación del genocida Nicolás Maduro Moros, cuyo es desde siempre un descalificado por su segunda y doble nacionalidad venezolana por ser colombiano de origen. Si es política pública del Señor López Obrador, obedecer la ley consignada en La Constitución de su país, debe auto-considerarse incompetente o no apto por cuestiones morales de ofrecer su mediación sobre los asuntos internos del pueblo y el gobierno de facto que reconoce para Venezuela y los venezolanos. Por otro lado, tampoco es moral que quienes siempre se han amparado en abstenciones y negativas en el seno de Asamblea en La OEA en pro del consenso para solucionar los problemas que viven día a día los venezolanos, vengan ahora a querer intervenir en pro de las necesidades del usurpador quien pese a sus negativas, abstenciones y sus malas voluntades ha sido declarado por mayoría sin derechos por causa de usurpación. Venir ahora a solicitar ser intermediarios como si se tratara de un gobierno legítimo… ¡ES INMORAL!. Con sus pretensiones intentan legitimar a un maldito criminal de lesa humanidad. El gobierno de San Cristóbal siempre ha negado el remedio a los venezolanos. ¿Porqué ahora quieren mediar en un entierro donde no han tenido vela… porqué la intención de legitimar al usurpador y no la intención de hallar en consenso llevado a cabo un remedio urgente para los venezolanos?. ¡Raza de víboras!...¿con cuál moral se atreven a abrir las bocas o cursar mediaciones que nadie les ha pedido?.  A eso se le llama impertinencia, cinismo y canallada. Uruguay, su presidente, el mismo que también ha negado remedio al dolor de los venezolanos, es otro procurador no reclamado, que ante la negativa en el seno de La OEA a reconocer a sus amigos los genocidas, los delincuentes, los ladrones, los traficantes de influencias, los criminales de lesa humanidad que asesinan, masacran, torturan a ciudadanos indefensos porque sus amigos son miembros de una Asociación de Malhechores, ahora viene disfrazado de cura de misa y olla: Habiendo asqueado el faisán en la OEA, ahora se presta a la legitimación del doblemente usurpador Nicolás Maduro Moros. ¡Maldita sea !... ¿Por qué son tan nauseabundos e inmorales?.

 DUBITACIONES- ENSAYOS

bottom of page